En la tercera acepción en la definición de venero por la Real Academia Española la describe como «origen y principio de dónde procede algo»

Venero

Cuadro de texto: Inicio » Venero

 

Porqué existe algo en lugar de nada? De quién es el universo? Qué finalidad tiene? Podría haber sido de otra manera? Y qué pintamos nosotros en toda esta historia? Son muchas las preguntas de este tipo que nos podemos formular, las cuales no tienen respuesta o tienen tantas como seres humanos libres hay y han habido, y ninguna de ellas hoy por hoy puede ser testeada y reconocida como verdad absoluta; como La Realidad de todo lo existente.

Cada uno y cada cual tiene su creencia.

 

Para mí, cuando considero darme una vuelta por estas cuestiones de los misterios de la vida, de la existencia de este ingente universo, comprendo las inquietudes de científicos que se asoman con sus telescopios y microscopios pretendiendo servirnos de ayuda para poder formarnos una idea de cómo está construido. No obstante, no pueden, ni creo que podrán responder a estas preguntas. Creo que es algo que todavía con el cerebro que disponemos no somos capaces de entender. Conocer la realidad total de todas las cosas.

 

Sin embargo, tal es mi ignorancia y tal es la magnitud de lo que me rodea, que el simple hecho de ser o estar lo asumo como fuente y fuerza de continuar en este misterio y sumar a él lo mejor que él mismo me ha proporcionado.

 

Aún no se ha salido del campo de influencia de la estrella “el sol” con ninguna máquina creada por el hombre.

En 1.977 la Nasa lanzó las sondas espaciales Voyager llevando en su interior un mensaje, que consistía en discos de oro cifrados en cuyo interior estaba recopilada la información que reflejaba la naturaleza del hombre, sus logros, proezas y ambiciones

Puedes llegar a pensar cuanto son quince mil millones de años desde que ocurrió el big Bang, quizá sea poco o mucho tiempo, todo dependerá de la naturaleza  de quien observa.

Disfruté en su momento de otro gran comunicador científico Carl Sagan (Wikipedia). En su colección “El Cosmos” nos mostraba la belleza, los peligros y el misterio que envuelve al cosmos. Hoy su obra está en todo momento al alcance de todos en YouTube o en su web Carl Sagan.

 

Amante de la especie humana, una de sus preocupaciones era que nos destruyéramos a nosotros mismos sin haber salido al Espacio a conquistar sus secretos y misterios. Una de sus frases preferidas “Somos el camino para que el cosmos pueda conocerse a sí mismo”, por ese motivo le entristecía que el hombre siguiera con sus luchas intestinales por el dominio de una pequeña bola azul en el espacio.

Motivaba constantemente a explorar y entender el Cosmos, a saber gestionar la tecnología para ello sin que nos explotase en las manos.

 

Su legado está ahí, estamos en el principio de lo que el hombre puede llegar a hacer fuera de planeta origen. Pero antes de colonizar otros planetas debemos arreglar muchas cosas en casa.

 

Hoy en día contamos con más divulgadores científicos al alcance de la mano, Internet nos ofrece contrastar muchas y diversas opiniones, que pincelada por aquí y pincelada por allá cada uno puede hacerse una ligera idea sin más estímulo que le sirva a uno mismo.

 

 

 

 

 

josé tarín ® 2009-2015